Jack y las habichuelas mágicas: ¿es esta historia un modelo a seguir?

Una estudiante visibiliza el mensaje inquietante detrás de uno de los cuentos
infantiles más emblemáticos de la cultura popular.

Por: Daniela Rojas Molina. Estudiante de sexto semestre de Derecho, tercer semestre de Literatura y miembro del Consejo Editorial. d.rojas20@uniandes.edu.co

Todos fuimos niños y leímos increíbles cuentos de hadas. Probablemente muchos de ustedes sabrán de qué estoy hablando cuando me refiero a Jack y las habichuelas mágicas, una famosa historia de origen oral proveniente de cuentos populares alemanes en la cual se narra la historia de Jack, un niño pobre que decide intercambiar la última vaca que su familia posee por unas habichuelas mágicas. Éstas crecen hasta el cielo y Jack decide trepar hasta un castillo donde habita un ogro y su esposa. Jack roba algunos tesoros y consigue escapar del ogro derribando la planta de habichuelas. A raíz de esta hazaña, él y su madre se vuelven ricos y viven felices por siempre. Ante los ojos de un niño, esta historia suena maravillosa, pues además de estar colmada de elementos fantásticos, el “héroe” se transforma en una figura poderosa al ejecutar una difícil proeza. Sin embargo, creo que si leemos esta historia de manera crítica podemos evidenciar una doble cara que esconde un mensaje cínico e incluso inmoral.

Si volvemos a leer el cuento, probablemente notaríamos que la madre de Jack le inculca valores contrarios a la moral, mientras que la esposa del ogro es quien asume un evidente rol maternal. En el momento en el que Jack vuelve con los artículos que le roba al ogro de su castillo, su madre no lo reprime por haber hurtado, sino que en cambio lo felicita ya que implica una mejoría en la situación financiera de la familia. En mi opinión, esto atenta contra el estereotipo del rol materno, pues una labor importante durante la crianza es educar moralmente a los hijos, lo cual implica corregirlos en el momento en el que cometen un error o realizan conductas reprochables, como robar. Por su parte, a pesar de que los ogros se distinguen en la cultura popular como criaturas horripilantes que proyectan maldad y miedo, la esposa del ogro representa una figura protectora y maternal, pues ella cuida a Jack cuando llega al castillo y es ella quien le dice que se esconda porque lo van a comer. Este comportamiento es interesante porque insinúa que los roles entre la esposa del ogro y la madre de Jack están invertidos: la esposa del ogro quien exhibe un comportamiento maternal al proteger al niño, mientras que la madre de Jack exhibe un comportamiento perverso al inculcarle una conducta inmoral.

Ahora bien, resulta interesante analizar los diversos elementos que son hurtados por Jack para convertirse en el gran “héroe” capitalista de la historia. Considero que cada artículo simboliza una transformación en el personaje, pues a medida que obtiene cada uno, se convierte en una persona más prodigiosa. El primer objeto que Jack roba es una bolsa llena de monedas de oro. Así Jack empieza a incrementar su patrimonio y se lucra de sobremanera. El segundo objeto que Jack se roba es un ganso que pone huevos de oro. Es muy demostrativo que el ganso ponga huevos de oro, pues revela la transformación de Jack; a medida que roba va ascendiendo en la escala social, y esto es más rápido y palpable puesto que los huevos son hechos de un metal precioso. El último artículo que Jack roba es un arpa de oro. En este caso el simbolismo del arpa es importante: debido a su sonido exquisito este instrumento se asocia con lo celestial. Jack ha llegado a tal punto de riqueza en el que ha ascendido tanto en la escala social que alcanza un nivel cuasi-divino. Esto es aún más claro con la idea de que la planta de habichuelas es la conexión que Jack tiene con el paraíso.

Con todo, considero que la literatura infantil tiene el importante rol de enseñarle valores a los niños, pero es claro que Jack y las habichuelas mágicas demuestra una enseñanza inmoral escondida dentro de un ropaje asombroso de fantasía y aventura. Existen diferentes versiones de este cuento. Algunas buscan justificar las acciones de Jack y por eso cuentan que el ogro había asesinado al padre de Jack, convirtiendo su hurto en una especie de venganza. No obstante, en todas las versiones Jack se sale con la suya cometiendo un crimen, y esto no debería ser un justificante de su conducta. Considero que en la versión “moralizante” se enseña un valor que no es reconocido en el sistema contemporáneo: la idea de justicia retributiva donde el castigo por un crimen debe ser igual al crimen cometido. Esto involucra llevar la justicia por las propias manos y poder castigar al otro con la idea de “ojo por ojo, diente por diente”. Hoy en día esto es reprochable, pues en una sociedad democrática la facultad de castigar debería residir únicamente en el Estado, sin necesidad de que las personas asuman la justicia por mano propia. También considero que la historia es inmoral en cualquiera de sus versiones por el simple hecho de que Jack haya obtenido beneficios sin ningún tipo de mérito. Creo que los cuentos de niños deberían apropiarse de una noción de grandeza respaldada por trabajo duro y esfuerzo. Jack consiguió todo mágicamente, sin empeñarse en conseguir lo que quería. Esto enseña una visión facilista, sugiriendo que cualquiera puede mejorar su condición financiera desviándose de la moral y haciendo las cosas por un medio rápido y cómodo.

Aunque Jack y las habichuelas mágicas es una historia que ha estado presente en la cultura popular ya por dos siglos, y aunque sea un cuento que se infunda en la conciencia de los niños, es evidente que muestra comportamientos que no deberían ser adoptados por aquellos que lo escuchan o leen. Este es un caso en donde se menosprecia la figura del monstruo sólo por el hecho de ser monstruo, y se alaba la figura humana sólo por el hecho de que el protagonista sale ileso de una aventura peligrosa. En vez de ver a Jack como el héroe de la trama, resulta más gratificante pensar en la naturaleza de cada uno de los personajes y los valores que exhiben para poder definir quién es el modelo a seguir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s