¡Ojo con la sobrecarga!

Por: Anamaría Rodríguez Peñalosa. Estudiante de quinto semestre de Derecho y miembro del Consejo Editorial. a.rodriguez26@uniandes.edu.co

En estos días de inscripción de horarios, los estudiantes acomodamos nuestros planes del semestre: decidir si extracreditarse o no, cuántos créditos meter y cuáles materias ver, ser monitores, tomar prácticas a medio tiempo o a tiempo completo en empresas, inscribir uno o varios deportes, hacer voluntariados o buscar actividades extracurriculares. Esto siempre hace parte de la dinámica del comienzo de cada semestre. Sin duda, es muy importante tener actividades adicionales a las materias que se cursan durante el semestre, tanto para crecer como persona y conocer nuevos amigos, como para hallar una cápsula de escape al estrés de la vida académica. Sin embargo, hay que tener cuidado y balancear adecuadamente las actividades extracurriculares y la carga académica, precisamente para evitar que se convierta en un peso desmesurado de estrés durante el semestre.

Ser conscientes de las responsabilidades que estamos tomando durante el semestre y la carga de trabajo que implican, hace que balanceemos mejor nuestros horarios de trabajo, diversión y descanso. El descanso —tanto físico como mental— es fundamental a la hora de rendir adecuadamente en las tareas que tenemos asignadas, así como para memorizar y absorber información más fácilmente. En diversos estudios clínicos[1] se ha confirmado que la falta de sueño es perjudicial para la salud, esto genera síntomas y propensión a enfermedades como: hambre en exceso y ansiedad, pérdida mínima pero continua de tejido cerebral, aumento en el riesgo de derrames cerebrales, aumento en la probabilidad de sufrir obesidad por desórdenes hormonales, enfermedades y fallas cardíacas como presión sanguínea elevada, entre otros.

Sin embargo, en la Universidad muchas veces tenemos que trabajar más tiempo del normal para corregir o terminar un trabajo, entonces, disminuimos nuestras horas de sueño o diversión y adicionamos cargas de estrés bastante altas, situación a la cual se le suma nuestra carga extracurricular. Aunque hemos generado una cultura de no dormir, esto afecta considerablemente nuestras actividades diarias y desempeño futuro. Precisamente por esto, la iniciativa de las Comunicaciones de Rectoría, la Vicerrectoría Académica y el Consejo Académico busca que los estudiantes seamos más conscientes de nuestra carga académica y nuestros propios límites de trabajo. Durante el semestre pasado, se instalaron carteleras en diferentes zonas de la Universidad con preguntas sobre cómo se sentían las personas con su carga académica. Estas carteleras se llenaban mediante stickers en forma de puntos, y muchas veces los estudiantes los ubicaron por fuera de las carteleras, expresando así que estaban sometidos a una sobrecarga exagerada. Estos son los resultados:

facultad 1

facultad 2
Imágenes proporcionadas por la autora.

Por supuesto, también se vieron reflejados otros miedos y motivaciones de los estudiantes para sobrecargarse académicamente. Por ejemplo, el sentimiento de fracaso si no se va más allá del deber, dinero limitado para pagar más semestres, clases muy pesadas que requieren mucho más esfuerzo que la cantidad de créditos que en realidad tienen o, incluso, por presiones familiares. Por supuesto, esto indica que aunque tenemos cierta posibilidad de regular nuestra carga controlando nuestras actividades extracurriculares, también estamos sujetos a la carga académica normal. Igualmente, otros factores que influyen considerablemente en la sobrecarga académica son la acumulación de entregas y las crisis emocionales a las que estamos sujetos durante el semestre. En específico, estas son situaciones a las que estamos expuestos durante la vida universitaria y las cuales podemos aprender a manejar mediante la inteligencia emocional, que nos servirá para situaciones futuras.

Para combatir esta situación, esta iniciativa propone acudir a las consejerías académicas (que se solicitan mediante cita previa con el profesor o el departamento) y acudir a la Decanatura de Estudiantes, tanto a nivel de apoyo sicológico como en apoyo financiero. En cuanto a las herramientas que ofrece la Decanatura de Estudiantes, no solo está el apoyo sicológico, sino también los talleres de orientación profesional, manejo del tiempo, estrategias de estudio y meditación, que son eventos que se hacen cada semestre y están abiertos a estudiantes de cualquier semestre o carrera. Asimismo, la Universidad busca reflexionar sobre la carga curricular y los créditos de cada materia (como los cursos de inglés o español), y cómo hacerlos más disponibles para los estudiantes. Esta es una reflexión que está profundamente ligada al cambio de pensum y a la reforma académica. ¿Qué herramientas propone usted para distribuir mejor la carga académica en la reforma académica que se está implementando?

facultad 3

 


Referencias:

[1] Según reportes de El Tiempo (https://www.elespectador.com/noticias/salud/14-efectos-de-no-dormir-suficiente-articulo-480413) y The Huffinton Post (https://www.huffpost.com/entry/stanford-sleep-ambassadors_n_56f55c1fe4b0143a9b4806c0) y el Instituto de Medicina del Sueño (https://www.dormirbien.info/dormir-poco-o-mal/)

 

Imagen: http://www.uniandes.edu.co

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s