Saltar al contenido

Justicia poética a Piedad Bonnett

Por: Redacción de Cultura Al Derecho.

En alguna ocasión Jorge Luis Borges contó la anécdota del día en que escuchó a su padre recitar un poema de Almafuerte. Hasta entonces el joven Borges no se había interesado en la poesía, pero aquella recitada lo marcó: se dio cuenta de que la poesía, más que leída en solitario y en silencio, debe ser cantada a los siete mares para los oídos de los dioses. No hay nada como escuchar a alguien con una voz diáfana recitar un buen poema o un buen trozo de poema. En honor a Piedad Bonnett el departamento de Literatura tenía planeado un recital de poesía a mitad de abril. La pandemia obligó a postergarlo, pero no a cancelarlo. Simplemente mutó de forma, como la buena poesía. El Departamento resolvió lanzar  la iniciativa Justicia poética a Piedad Bonnett, que consiste en que cada quien seleccione su poema favorito de Bonnett –ardua tarea- y se grabe recitándolo. Nada más. Como si fuéramos una pandilla traficante de poemas en tiempos de cuarentena. 

Haz click aquí para participar

Fuente de Imagen: Carlos Spottorno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: